La Biblia de la Universidad de Navarra a menos de 3 euros

Por fin han sacado la Biblia de la Universidad de Navarra en formato digital.

Me habían dicho hace tiempo por varios sitios que es la mejor, con los comentarios y explicaciones que tiene, y me compré el Nuevo Testamento en Amazon. Estaba deseando que sacaran la Biblia entera.

La oferta de lanzamiento es un chollo, los 5 tomos de la Biblia que en papel valen 244 euros, en Amazon me ha costado 2,84. Vamos, que no me lo he pensado, derecha he ido.

He estado mirando un poco y se navega muy bien dentro de ella; hay un índice rápido para ir al libro que queremos del Antiguo o Nuevo Testamento, y tiene muchas introducciones, anotaciones… Muy completa.

Dejo unas capturas de pantalla que acabo de hacer.

 

 

Guardar

Dios te salve, Reina y Madre

Me acabo de leer Dios te salve, Reina y Madre, de Scott Hahn. Esto es lo bueno de mis vacaciones forzosas, tiempo para leer.

En este libro nos enseña a leer la Biblia de forma tipológica, y así vemos como se relacionan el Antiguo y el Nuevo Testamento, y descubrimos la presencia de María.

Además, se basa en su propia experiencia (evangélico, teólogo y ministro presbiteriano, convertido al catolicismo) para contarnos la visión que tienen los evangélicos de la Virgen María y aconsejarnos cómo defender a nuestra Madre, que es sólo como ella querría ser defendida.

Dice que:

Cuando se trata de explicar a la Virgen María, tener mucho amor es más importante que tener muchas respuestas.


Todo lo que explicaba de los tipos en la Biblia parecía un trabajo de detectives, muy interesante.

Nos cuenta historias suyas:  cómo rompió y tiró el Rosario de su abuela católica cuando ésta murió… Y por último, también hay en el libro un apartado dedicado al Rosario.

Otro libro que me ha gustado.


rosario-Dios-te-salve-Reina-y-Madre

Tiempo para Dios de Jacques Philippe

Otro libro que me acabo de leer de Jacques Philippe: TIEMPO PARA DIOS. Guía para la vida de oración.

Nos dice que la oración, en la tradición católica, no es una técnica, como en las religiones orientales, que depende del hombre y sus aptitudes, sino que es una gracia, un don gratuito de Dios, aunque hemos de aprender a recibirlo.

Al ser un don, todos estamos llamados a la unión con Dios en la oración. “No hay absolutamente nadie excluido”. “Jesús… se dirige… a todos sin excepción”.

Nos cuenta todas las dificultades que podemos encontrar en la oración: aridez, desgana, tentaciones, distracciones; y cómo superarlas.

Tenemos que tener en cuenta que “la vida de oración no es una realidad estática, sino que sigue un desarrollo, unas etapas, un progreso no siempre lineal, por supuesto, con ocasionales retrocesos ¡al menos aparentes!”

Cita textos de los santos, que nos enseñan mucho sobre la oración, y nos remite a su lectura.

Y también hay un apartado sobre el Rosario, dentro de los métodos de oración.

Otro libro del que también he aprendido mucho.

oracion-redimensionado


El instante presente de Jacques Philippe

El instante presente de Jacques Philippe

Me he leído El instante presente de Jacques Philippe.
Es de esos libros que apetece releer muchas más veces para no olvidar nada de lo que dice.

elinstantepresente1-redimensionado

 

elinstantepresente2-redimensionado

elinstantepresente3-redimensionado

elinstantepresente4-redimensionadoelinstantepresente5-redimensionadoelinstantepresente6-redimensionado

Mi corazón está inquieto

Hace unos años leí este libro que tenían colgado en internet, Mi corazón está inquieto, de Javier Cremades.

Habla de la vida de alguien, una vida muy intensa.

Me gustó mucho, está dirigido sobretodo a jóvenes y escrito simulando un programa informático, donde puedes elegir entre varias opciones.
Cuando lo tenían colgado en internet podías pinchar en los distintos botones y te llevaba a un resultado o al otro, según la opción que eligieras.
Después lo quitaron de la página donde lo tenían, no sé por qué, y ahora lo he vuelto a encontrar pero en formato doc. El contenido es el mismo, aunque ya no podemos pinchar en los botones.

Buscando y buscando lo he encontrado en esta página.


Subo el doc para que lo podáis descargar:

MI CORAZÓN ESTÁ INQUIETO


Pinchando en la siguiente imagen lo tenéis también en pdf

Captura de pantalla de 2016-08-07 17:47:38


Que lo disfrutéis.

LAUDATO SI (6): No todo está perdido

205. Sin embargo, no todo está perdido, porque los seres humanos, capaces de degradarse hasta el extremo, también pueden sobreponerse, volver a optar por el bien y regenerarse, más allá de todos los condicionamientos mentales y sociales que les impongan. Son capaces de mirarse a sí mismos con honestidad, de sacar a la luz su propio hastío y de iniciar caminos nuevos hacia la verdadera libertad. No hay sistemas que anulen por completo la apertura al bien, a la verdad y a la belleza, ni la capacidad de reacción que Dios sigue alentando desde lo profundo de los corazones humanos. A cada persona de este mundo le pido que no olvide esa dignidad suya que nadie tiene derecho a quitarle.

 

LaudatoSi205.redimensionado

LAUDATO SI (5)

204. La situación actual del mundo «provoca una sensación de inestabilidad e inseguridad que a su vez favorece formas de egoísmo colectivo». Cuando las personas se vuelven autorreferenciales y se aíslan en su propia conciencia, acrecientan su voracidad. Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir. En este contexto, no parece posible que alguien acepte que la realidad le marque límites. Tampoco existe en ese horizonte un verdadero bien común. Si tal tipo de sujeto es el que tiende a predominar en una sociedad, las normas sólo serán respetadas en la medida en que no contradigan las propias necesidades. Por eso, no pensemos sólo en la posibilidad de terribles fenómenos climáticos o en grandes desastres naturales, sino también en catástrofes derivadas de crisis sociales, porque la obsesión por un estilo de vida consumista, sobre todo cuando sólo unos pocos puedan sostenerlo, sólo podrá provocar violencia y destrucción recíproca.

LaudatoSi204.redimensionado

LAUDATO SI (4)

160. ¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo? Esta pregunta no afecta sólo al ambiente de manera aislada, porque no se puede plantear la cuestión de modo fragmentario. Cuando nos interrogamos por el mundo que queremos dejar, entendemos sobre todo su orientación general, su sentido, sus valores. Si no está latiendo esta pregunta de fondo, no creo que nuestras preocupaciones ecológicas puedan lograr efectos importantes. Pero si esta pregunta se plantea con valentía, nos lleva inexorablemente a otros cuestionamientos muy directos: ¿Para qué pasamos por este mundo? ¿para qué vinimos a esta vida? ¿para qué trabajamos y luchamos? ¿para qué nos necesita esta tierra? Por eso, ya no basta decir que debemos preocuparnos por las futuras generaciones. Se requiere advertir que lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá.
Es un drama para nosotros mismos, porque esto pone en crisis el sentido del propio paso por esta tierra.

laudatosi160hLigero

LAUDATO SI (3)

Otro punto muy interesante:

LaudatoSi117.redimensionado

Por cierto, la foto es de mi hija cuando tenía algo más de 4 meses.

 

LAUDATO SI (2)

90. Esto no significa igualar a todos los seres vivos y quitarle al ser humano ese valor peculiar que implica al mismo tiempo una tremenda responsabilidad. Tampoco supone una divinización de la tierra que nos privaría del llamado a colaborar con ella y a proteger su fragilidad. Estas concepciones terminarían creando nuevos desequilibrios por escapar de la realidad que nos interpela. A veces se advierte una obsesión por negar toda preeminencia a la persona humana, y se lleva adelante una lucha por otras especies que no desarrollamos para defender la igual dignidad entre los seres humanos. Es verdad que debe preocuparnos que otros seres vivos no sean tratados irresponsablemente. Pero especialmente deberían exasperarnos las enormes inequidades que existen entre nosotros, porque seguimos tolerando que unos se consideren más dignos que otros. Dejamos de advertir que algunos se arrastran en una degradante miseria, sin posibilidades reales de superación, mientras otros ni siquiera saben qué hacer con lo que poseen, ostentan vanidosamente una supuesta superioridad y dejan tras de sí un nivel de desperdicio que sería imposible generalizar sin destrozar el planeta. Seguimos admitiendo en la práctica que unos se sientan más humanos que otros, como si hubieran nacido con mayores derechos.

100_4362.redimensionado2