MISA POR LOS DIFUNTOS

El día 1 de febrero hemos tenido en Villaverde la misa por todos los difuntos de este año pasado, dentro de las fiestas en honor a la Candelaria.

Muchísimas gracias a los mayordomos y a D. Juan Pablo por haber recordado a nuestro Antonio Chicote.

Todos los lunes celebraba misa en Villaverde, también venía en las fiestas, primero junto con Emilio y después con José María, y hacía algunos entierros, como el de mi madre.

Lo recordamos y lo seguimos echando de menos. ❤️🙏

DESCANSEN EN PAZ

¿SABÍAS QUÉ?… CÓMO REENCONTRARNOS CON NUESTROS DIFUNTOS.

Llevo un tiempo dándole vueltas a esto que decía últimamente muy a menudo D. Antonio. Al decirlo transmitía alegría, ilusión, por lo impresionante que es. Una pena que no llegué a decirle que me lo explicara bien.

La verdad es que es una maravilla saber que cuando participamos en la Misa ahí están ellos, a los que queremos y echamos de menos.

La foto es del altar de la iglesia de Valverde cuando todavía lo teníamos con nosotros. Así lo tenía él colocado. Las campanas y el platillo de la Comunión preparados para cuando tenía “ayudantes”.

Yo sigo buscando para llegar a entenderlo bien. Alguna cosa he encontrado en el Catecismo.

955 “La unión de los miembros de la Iglesia peregrina con los hermanos que durmieron en la paz de Cristo de ninguna manera se interrumpe. Más aún, según la constante fe de la Iglesia, se refuerza con la comunicación de los bienes espirituales” (LG 49).

1326 Finalmente, por la celebración eucarística nos unimos ya a la liturgia del cielo y anticipamos la vida eterna cuando Dios será todo en todos (cf 1 Co 15,28)

1354 …En las intercesiones, la Iglesia expresa que la Eucaristía se celebra en comunión con toda la Iglesia del cielo y de la tierra, de los vivos y de los difuntos, y en comunión con los pastores de la Iglesia, el Papa, el obispo de la diócesis, su presbiterio y sus diáconos y todos los obispos del mundo entero con sus Iglesias.

1371 El Sacrificio Eucarístico es también ofrecido por los fieles difuntos “que han muerto en Cristo y todavía no están plenamente purificados” (Concilio de Trento: DS 1743), para que puedan entrar en la luz y la paz de Cristo:

Y sigo investigando porque quiero entenderlo del todo, pero he querido contarlo ya porque es un consuelo saber que están ahí, compartiendo con nosotros en la Misa.

LAS PEQUEÑAS COSAS Y EL REINO DE DIOS

Del último día de la novena por nuestros difuntos, algo así dijo nuestro cura D. Antonio:

– Recordar a nuestros difuntos, reflexionar sobre la muerte ¿nos ha servido para cambiar nuestra vida?

– Jesús hacía grandes milagros pero también se preocupaba, se fijaba en las cosas pequeñas, en las cosas sencillas.

– El abrazo del nieto, del amigo… de esas pequeñas cosas se compone la vida, de los pequeños gestos se construye el Reino de Dios.

REZAMOS POR NUESTROS DIFUNTOS

Esta mañana hemos tenido la Misa en el cementerio.

Rezamos por nuestros difuntos y por las almas del purgatorio.

De la homilía de hoy de D. Antonio:

muerte

Apuntes sobre el purgatorio

Esto es lo que nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica del purgatorio en los puntos 1030, 1031 y 1032:

III. La purificación final o purgatorio

1030 Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.

1031 La Iglesia llama purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados. La Iglesia ha formulado la doctrina de la fe relativa al purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia (cf. DS 1304) y de Trento (cf. DS 1820; 1580). La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura (por ejemplo 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7) habla de un fuego purificador:

«Respecto a ciertas faltas ligeras, es necesario creer que, antes del juicio, existe un fuego purificador, según lo que afirma Aquel que es la Verdad, al decir que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas faltas pueden ser perdonadas en este siglo, pero otras en el siglo futuro (San Gregorio Magno, Dialogi 4, 41, 3).

1032 Esta enseñanza se apoya también en la práctica de la oración por los difuntos, de la que ya habla la Escritura: “Por eso mandó [Judas Macabeo] hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado” (2 M 12, 46). Desde los primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el sacrificio eucarístico (cf. DS 856), para que, una vez purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos:

«Llevémosles socorros y hagamos su conmemoración. Si los hijos de Job fueron purificados por el sacrificio de su padre (cf. Jb 1, 5), ¿por qué habríamos de dudar de que nuestras ofrendas por los muertos les lleven un cierto consuelo? […] No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos» (San Juan Crisóstomo, In epistulam I ad Corinthios homilia 41, 5).


El Youcat nos dice en el punto 159 que el purgatorio, a menudo imaginado como un lugar, es más bien un estado.

Nos cuenta cuando Pedro traicionó a Jesús y el Señor lo miró, “Pedro salió fuera y lloró amargamente”. Dice que “éste es un sentimiento como el del purgatorio… El Señor nos mira lleno de amor, y nosotros experimentamos una vergüenza ardiente y un arrepentimiento doloroso… Sólo después de este dolor purificador seremos capaces de contemplar su mirada amorosa en la alegría celestial perfecta”.

Y ya sabemos, para ayudar a las almas de los difuntos que están en el purgatorio: ayunos, oraciones, limosnas, indulgencias, obras de penitencia, y especialmente la celebración de la Sagrada Eucaristía.


purgatorio.redimensionado


Por aquí está explicado en vídeo.

 


Gracias a mis chicos de cate por sacar el tema del purgatorio; bueno, más bien, fueron las chicas, así que ¡gracias!

A ver hoy que tema sacan… ¿Serán las chicas o los chicos?..


Relacionado

¿Sabías que…? Sorpresa: oración, muerte…


¿Sabías que…? Sorpresa: oración, muerte…

¿Sabías que si rezas por alguien que ha muerto hace años, tu oración de este momento puede haber servido a esa persona en el instante de su muerte?

El martes por la noche en el encuentro on line de Evangelización Digital nos dijo eso el Obispo. No sabía si había oído bien o mal, pero luego pensando eso de que Dios al ser creador de todo, está fuera de la creación, incluido el tiempo, me parece lógico.

Y creo que es una maravilla el saber que la oración sirve también en ese sentido.

RezarPorLosDifuntos.redimensionado

Quien quiera se puede llevar la imagen.