UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Con Dios siempre tenemos una nueva oportunidad. Solo tenemos que acudir a Él.


una-nueva-oportunidad


 

Anuncios

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO – 25 DE ENERO

Hoy celebramos la conversión de San Pablo.

Desde hace unos años este día me hace recordar como empezó la mía (que todavía sigo en ello); de profe de religión, obligada por las circunstancias, no porque yo quisiera.
Que se estaba muy bien (eso creía) viendo a Dios a cierta distancia.


3. «Yo soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero me he criado en esta ciudad y he sido iniciado a los pies de Gamaliel en la estricta observancia de la Ley de nuestros padres. Estaba lleno de celo por Dios, como ustedes lo están ahora.

4. Perseguí a muerte a los que seguían este Camino, llevando encadenados a la prisión a hombres y mujeres;

5. el Sumo Sacerdote y el Consejo de los ancianos son testigos de esto. Ellos mismos me dieron cartas para los hermanos de Damasco, y yo me dirigí allá con el propósito de traer encadenados a Jerusalén a los que encontrara en esa ciudad, para que fueran castigados.

6. En el camino y al acercarme a Damasco, hacia el mediodía, una intensa luz que venía del cielo brilló de pronto a mi alrededor.

7. Caí en tierra y oí una voz que me decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?».

8. Le respondí: «¿Quién eres, Señor?», y la voz me dijo: «Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues».

9. Los que me acompañaban vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba.

10. Yo le pregunté: «¿Qué debo hacer, Señor?». El Señor me dijo: «Levántate y ve a Damasco donde se te dirá lo que debes hacer».

11. Pero como yo no podía ver, a causa del resplandor de esa luz, los que acompañaban me llevaron de la mano hasta damasco.

12. Un hombre llamado Ananías, fiel cumplidor de la Ley, que gozaba de gran prestigio entre los judíos del lugar,

13. vino a verme y, acercándose a mí, me dijo: «Hermano Saulo, recobra la vista». Y en ese mismo instante, pude verlo.

14. El siguió diciendo: «El Dios de nuestros padres te ha destinado para conocer su voluntad, para ver al Justo y escuchar su Palabra,

15. porque tú darás testimonio ante todos los hombres de lo que has visto y oído.

16. Y ahora, ¿qué esperas? Levántate, recibe el bautismo y purifícate de tus pecados, invocando su Nombre».

(Hechos de los Apóstoles 22, 3-16)


conversion-san-pablo

BELÉN Y VILLANCICOS EN VILLAVERDE Y PASACONSOL

Soy una pedigüeña… Le pedí a Marta que grabara el Belén que han puesto en la Iglesia de Villaverde y Pasaconsol, porque la última vez que fui me dejé el móvil en casa, y también le pedí que grabara villancicos de los que cantaron las del coro. Grabó los del día 6 de enero, son preciosos.

Solo he tenido que montarlo y subirlo. Aquí va el vídeo con los villancicos de fondo.

IGLESIA UNIDA JAMÁS SERÁ VENCIDA

Una risa este vídeo que me han mandado por whatsapp 😂 Me encanta.

HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

De la lectura de hoy en la misa, sobre eso de honrarás a tu padre y a tu madre.


honraras-a-tu-padre-y-a-tu-madre


honraras-a-tu-padre-y-a-tu-madre

Iglesia de los Servitas en Mislata

Pues que se está de maravilla en esta Iglesia antes de la Misa.

Todos los días después de la Misa rezamos el Ave María o la Salve antes de que nos despida “en paz”. Y los jueves hay exposición del Santísimo.

Aquí va un pedacito de vídeo para que veáis lo bien que se está.


TEXTO DE SAN AGUSTÍN SOBRE SAN JOSÉ

He encontrado este texto de San Agustín en un libro que me han dado.

Se lo dedico a los que hace un tiempo se metían con San José, diciendo que Jesús no tenía su sangre, que no era el padre de Jesús, y dejándolo por los suelos.

Estaría bien que se lo leyeran. Lo dice un santo.


¿No es este el hijo del carpintero?

La respuesta del Señor Jesucristo: Convenía que me ocupara de las cosas de mi Padre, no indica que la paternidad de Dios excluya la de José. Ellos eran padres en el tiempo; Dios lo era desde la eternidad. Ellos eran padres del Hijo del hombre, el Padre lo era de la Palabra y Sabiduría, era Padre de su Poder, por quien hizo todas las cosas. Ya he hablado bastante sobre por qué no debe preocupar que las generaciones se cuenten por la línea de José y no por la de María: igual que ella fue madre sin concupiscencia carnal, así también él fue padre sin unión carnal. No lo apartemos porque careció de concupiscencia carnal. Que su mayor pureza reafirme su paternidad, no sea que la misma santa María nos lo reproche. Ella no quiso anteponer su nombre al de su marido, sino que dijo: Tu padre y yo, angustiados, te estábamos buscando.

Si decimos que José no es su padre porque no lo engendró por medio de su carne, él replicará: “¿Acaso María le dio a luz por obra de la suya?” Lo que obró el Espíritu Santo, lo obró para los dos. Siendo un hombre justo, dice el evangelista Mateo: justo era el varón; justa, la mujer. El Espíritu Santo, que reposaba en la justicia de ambos, dio el hijo a ambos.

San Agustín


san-jose-padre

Niños que empiezan la catequesis – Cosas que pasan cuando hay niños (20)

cosas-que-pasan-cuando-hay-niños1


 

cosas-que-pasan-cuando-hay-niños2


 

Bautismo

Hoy aniversario de bautismo, un año más, gracias a Dios.

bautismo


En el Catecismo de la Iglesia Católica hay cosas de lo más interesantes sobre el bautismo.

¿Cómo nos vestimos para el banquete?

Tenía medio preparada esta entrada de hace unos domingos sobre el evangelio de Mateo 22, pero no la había acabado, y hoy que volvemos al evangelio del banquete, aunque esta vez en Lucas 14, le añado la imagen y publico.

Aquí está el de Mateo:

Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo, diciendo:
El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo.
Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero estos se negaron a ir.
De nuevo envió a otros servidores con el encargo de decir a los invitados: ‘Mi banquete está preparado; ya han sido matados mis terneros y mis mejores animales, y todo está a punto: Vengan a las bodas’.
Pero ellos no tuvieron en cuenta la invitación, y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio;
y los demás se apoderaron de los servidores, los maltrataron y los mataron.
Al enterarse, el rey se indignó y envió a sus tropas para que acabaran con aquellos homicidas e incendiaran su ciudad.
Luego dijo a sus servidores: ‘El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él.
Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren’.
Los servidores salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, buenos y malos, y la sala nupcial se llenó de convidados.
Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre que no tenía el traje de fiesta.
‘Amigo, le dijo, ¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?‘. El otro permaneció en silencio.
Entonces el rey dijo a los guardias: ‘Átenlo de pies y manos, y arrójenlo afuera, a las tinieblas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes’.
Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos.


como-vamos-vestidos-al-banquete-confesión