DESCANSEN EN PAZ

SOLO POR HOY

LOS NIÑOS Y EL PODER

Estos días atrás con los evangelios sobre los niños me han recordado estos apuntes que tenía de alguna de las homilías de D. Antonio. Son frases que me llamaban la atención y me hacían pensar. Las comparto por si a alguien más le sirven igual que me sirven a mí. Y sigo diciendo que si hay algo mal expresado soy yo la que lo habré anotado mal.

COLOSENSES, AVANZAR, RENOVARSE

El miércoles la primera lectura de la Carta a los Colosenses nos decía esto:

Creo que describe muy bien el proceso de conversión o acercamiento a Dios: hombres nuevos, pero no está todo acabado, no está todo hecho, seguimos avanzando y renovándonos buscando a Dios, no tenemos que estancarnos.

TRÍDUO A LA VIRGEN DEL ESPÍRITU SANTO

¡Ya llega la feria y fiestas en honor a la Virgen del Espíritu Santo! Este año también tenemos reina, pajes y damas de nuestro coro. Habéis salido muy guapos. Felicidades y a disfrutar de las fiestas 🙏😊😘❤🎉🎼

CATEQUESIS DE ANTONIO CHICOTE

Este texto es de las catequesis de Antonio Chicote con los niños.

Las catequesis acababan con algo así: “Como el miércoles que viene no os sepáis esto voy a venir sin comer y os voy a comer a todos, me voy a poner más gordo que el lobo que se comió a Caperucita y ya veréis cuando me vean las mujeres que vienen a misa.” Los niños se reían mucho con él.

GAUDETE ET EXSULTATE: DISCERNIMIENTO

Nos dice el Papa que el discernimiento nos sirve para saber si algo viene del Espíritu Santo, del mundo o del diablo. Y además de tener una buena capacidad de razonar y sentido común lo tenemos que pedir al Espíritu Santo y orar.


170. Es verdad que el discernimiento espiritual no excluye los aportes de sabidurías humanas, existenciales, psicológicas, sociológicas o morales. Pero las trasciende. Ni siquiera le bastan las sabias normas de la Iglesia. Recordemos siempre que el discernimiento es una gracia. Aunque incluya la razón y la prudencia, las supera, porque se trata de entrever el misterio del proyecto único e irrepetible que Dios tiene para cada uno y que se realiza en medio de los más variados contextos y límites. No está en juego solo un bienestar temporal, ni la satisfacción de hacer algo útil, ni siquiera el deseo de tener la conciencia tranquila. Está en juego el sentido de mi vida ante el Padre que me conoce y me ama, el verdadero para qué de mi existencia que nadie conoce mejor que él. El discernimiento, en definitiva, conduce a la fuente misma de la vida que no muere, es decir, conocer al Padre, el único Dios verdadero, y al que ha enviado: Jesucristo (cf. Jn 17,3). No requiere de capacidades especiales ni está reservado a los más inteligentes o instruidos, y el Padre se manifiesta con gusto a los humildes (cf. Mt 11,25).


ORGULLO Y HUMILDAD

La Iglesia nos enseña los pecados capitales y las virtudes para vencerlos. En las lecturas y evangelio de hoy se nos hablaba de uno de estos pecados con la virtud que le corresponde: el orgullo o soberbia y la humildad.

Difícil a veces eso de la humildad. Nos pondremos manos a la obra…

SI DOS SE PONEN DE ACUERDO PARA PEDIR – ANTONIO CHICOTE

Hoy me recuerda el evangelio (Miércoles XIX del Tiempo Ordinario) a nuestro cura Antonio Chicote. Nos decía que Jesús conocía muy bien la naturaleza humana, ya que aseguraba que con solo ponerse dos de acuerdo para pedirle algo a Dios se lo iba a conceder, no pedía que se pusieran de acuerdo cuatro o cinco, solo se necesitan dos. Y decía que Jesús sabía lo difícil que es ponernos de acuerdo, que él mismo (D. Antonio) viviendo solo y a veces no se ponía de acuerdo consigo mismo.

Nos reíamos con él, pero es cierto lo que decía.

¿CÓMO SABRÍAN LOS EVANGELISTAS?


¿Cómo sabrían los evangelistas lo que hablaron el ángel Gabriel y María; todo lo que pasó cuando nació Jesús, los pastores, los magos; la huída a Egipto; lo que dijeron Simeón y Ana en la presentación en el templo; cuando se quedó en Jerusalén y al regresar buscándolo lo encontraron en el templo… y que la Virgen guardaba todas esas cosas en su corazón?

La Virgen se reunía con los apóstoles y seguramente les iba contando todas estas cosas. Cuando vino el Espíritu Santo estaba reunida con ellos.

De las homilías de Antonio Chicote.


AVISO IMPORTANTE: Si hay algo mal expresado la culpa es mía porque ya no lo tenemos aquí para preguntarle si lo dijo exactamente así. Además esto es un pedacito de las homilías, un detalle de toda la homilía que me llamaba la atención o me gustaba especialmente o me hacía pensar o me servía en mi vida diaria.