Los ricos del mundo tienen la solución

Copio un artículo de un amigo de facebook, que escribe cosas muy interesantes y muy bien escritas, Antonio García Sánchez, con su permiso, aunque dice que no lo necesito. ¡Gracias Antonio!

Amigos lectores, hoy les voy a presentar a dos señoras que, por una razón ú otra, forman parte de la más alta élite mundial. La crème de la crème. Por supuesto que este semanario no es una revista del corazón, por lo que ya saben ustedes que yo solo les traigo figuras notables, ejemplares únicas en su especie productos de mis cacerías, que tengan algo o mucho que enseñarnos. Aunque ese algo pueda, a veces, resultar terrorífico, como es el caso que hoy nos ocupa.

Y sin más dilación, empezamos por la primera: señoras y señores, tengo el honor de presentarles a la considerada como la mujer más rica del mundo, la australiana Gina Rinehart, multimillonaria heredera de un imperio minero. Su fortuna se calcula en 29.000 millones de dólares. Me apuesto lo que quieran a que ninguno de ustedes ni tan siquiera se imaginan lo que es eso.

Como todos sabemos, los muy ricos suelen ser gente filantrópica, que no es ni más ni menos que la persona que se distingue por el amor a sus semejantes y por sus obras en bien de la comunidad. Y yo, hoy, aquí y ahora declaro que doña Gina es filántropa, aún teniendo esa fruslería de millonada, que tampoco da para tanto. Pues esta señora, que además de rica es sabia, ha dicho que ella tiene solución para la miseria: <<esterilizar a los pobres>>. ¿Ven ustedes como hay que tener esperanza? ¿Cómo siempre hay quien da con la clave? Ella se refiere a su país, que es lo más inmediato que le interesa, pero yo les aseguro que esta solución la piensan todos los grandes muchimillonarios del mundo, y que ya están en marcha campañas para lograrlo en algunos lugares del planeta. Promovidas y amparadas por la ONU y otros filantrópicos organismos. <<Evitando que los pobres procreen –dice la jamba- podemos crear una nueva clase de australianos inteligentes, trabajadores y bien pagados que forjarán nuestro futuro económico>>. Se entiende. Los pobres son, en general, tontos, vagos y encima mal pagados. Pero ella tiene la solución: <<aplicar la vasectomía a los hombres y la ligadura de trompas a las mujeres para evitar que las “clases bajas se multipliquen”>>.

Pero fíjense ustedes si será buena y generosa que está <<dispuesta a pagar un sueldo decente siempre que el destinatario sea el hijo de un doctor y no el hijo de un operario frustrado>>. Hay que entender pues, que en las circunstancias actuales, la bondadosa pájara no puede pagar un salario decente. Aunque bien le gustaría.
Así que ya saben todos: pobres del mundo entero, jodeos, el futuro no cuenta con vosotros. La culpa es vuestra por haber nacido pobres.

Quizás ustedes recuerden que en esa línea iba Margaret Sanger (1883-1966), la norteamericana precursora del abortismo y creadora de la Federación Internacional de Paternidad Planificada (IPPF), más conocida como “multinacional de la muerte”. Transmito unas palabras suyas textuales: <<En la naturaleza, los más ricos afirman que ellos son los mejores porque tienen un patrimonio genético mejor, y los pobres son los del fracaso, son los más débiles. Por ello hay que favorecer la transmisión de la vida entre los mejor dotados, e intervenir para impedir la transmisión de la vida entre los más pobres>>. En 1916 abrió su primer abortuorio. Sin palabras.

A continuación les presento a la insigne, célebre e ilustre Cristina Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, que como ya sabemos, es una ONG de lo más humanitario del planeta. Pues bien, esta capitoste de las finanzas mundiales pide “bajar las pensiones por el riesgo de que la gente viva más de lo esperado”. Y sus economistas proponen “el recorte de prestaciones y el aumento de las cotizaciones”. Más, por supuesto, el retraso de la jubilación. Cosa en la que todo el mundo estamos de acuerdo, ¿verdad ustedes? Porque ya se sabe que vivir muchos años no es algo que mole, sino más bien un riesgo… y lo mejor es terminar la vida laboral y al día siguiente, todo lo más a la semana, morirse uno. Como dice su jefe de economistas, el español José Viñals: << Si el promedio de vida aumenta tres años más de lo previsto para 2050, el coste del envejecimiento -que ya es enorme para los Gobiernos, las empresas, aseguradoras y particulares- aumentaría un 50% en las economías avanzadas>>. Y a ver entonces quién le pone el cascabel al gato.

Llegados a este punto, pacientes lectores, creo que ya habrán comprendido el meollo del problema. Hace dos sábados hablábamos de la superpoblación del planeta, en el que luego a luego no va a caber una aguja. Y hoy, afinando todavía más, nos hemos centrado en los pobres y en los viejos. No se si todos ustedes estarán tomando conciencia de todos estos rollos que les escribo, pero yo les aseguro que no pongo ni quito una tilde de los planes y previsiones de “los señores del mundo”. Tan es así que no ha mucho, uno de los bichos más retorcidos del universo, Henry Kissinger (el Premio Nóbel de la Guerra) dijo: <<En el año 2025 seremos menos, pero viviremos mejor>>. Creo que suponía que, para ese entonces, las “soluciones planificadas” estarían muy avanzadas. Y “ellos” serían menos para repartirse los bienes de la Tierra.

Pero fíjense ustedes que nadie habla de redistribuir mejor los recursos del planeta, aplicar una mayor justicia social, inculcar verdaderos valores de solidaridad y demás atributos éticos y morales, eliminar la usura, la explotación del ser humano, incentivar la procreación, los nacimientos, para rejuvenecer y vigorizar las sociedades… No, esas soluciones y otras muchas no se tienen en cuenta a la hora de diseñar los destinos del mundo, por la sencilla razón de que a los poderosos no les interesa.

Pobres, viejos y niños en el vientre materno deben ser eliminados. Y todo por una noble causa, una urgente necesidad: el equilibrio de los balances financieros, públicos y privados.

Que Dios se apiade de nosotros.

Anuncios

8 pensamientos en “Los ricos del mundo tienen la solución

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s