Historias de policías

Historia real.

Valencia. Policía en una comisaría, quizás por los años 70.

Llega un médico:

Mire, he perdido el DNI, tengo que matricular un coche ahora mismo. El coche es mi medio de trabajo y la forma de atender a los enfermos, porque voy por los domicilios, y sin coche es imposible. Tengo que matricularlo hoy porque si no, ¿qué voy a hacer?, ¿qué servicio voy a dar?

Policía:

La norma es que usted haga un impreso de extravío y que a los 5 días venga por aquí, a ver si ya se ha contestado, porque esto hay que mandarlo a Jefatura, a Archivo. Entre que va y viene son 5 días y a partir de esos 5 días, si ha llegado, ya se puede hacer el documento… Espere un momento.

Sube el policía arriba, donde está la secretaria:

Mira lo que tengo aquí, esto hay que hacerlo ya.

Hace unas llamadas la secretaria, el policía baja con el impreso de extravío cumplimentado y el médico se va de allí con el resguardo del DNI.

Pasa el tiempo, 1 año o más. El policía ya no está en el mismo sitio. Le toca servicio por la noche.

Le dice el capitán:

Vamos a …, que el cabo tiene problemas con una señora que tiene 3 niños, está como loca, no sé qué problemas hay y está con el juez.

A los 3 niños se los había llevado la mujer de un militar y el militar decía:

Mi mujer es tonta, si ya me han robado 3 veces, se lleva gente de la calle a casa por la noche, y por la mañana sale a comprar y cuando vuelve ya nos han robado y se han largado.

La mujer del militar había ido al juez y le había dicho:

Señoría, soy la mujer de …, vivo aquí, si usted quiere yo me llevo a los niños, los aseo, les doy de cenar, los acuesto, y mañana por la mañana los traigo y ya decide usted.

Al juez le parece bien y los deja con ella.

Cuando llegan el policía y el capitán ya está la mujer sola, pero como loca. No podían dejar una mujer con 3 niños en la calle. La suben al coche y la llevan al hospital. El policía se queda fuera y el capitán pasa con la mujer, el médico y los enfermeros a la sala de curas. Cuando sale el médico delante, se encuentra cara a cara con el policía y se reconocen.

El médico llama al enfermero y le dice que no hay ningún problema, que ingresen a la mujer en psiquiatría, le hagan todas las pruebas que indica y cuando tengan los resultados ya decidirán. Se queda en buenas manos.

Fin de lo que sé de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s